209

16 cosas que se deben cumplir del decálogo de un buen corredor de propiedades

Se comparte el decálogo del buen corredor de propiedades para que hagan uso y lo ocupen como un manual de buenas prácticas del corretaje:

1.-Cuidar y mantener siempre la imagen del oficio, procurando un control de las prácticas deseables y éticas; denunciando cuando sea necesario a todo aquel que efectúe prácticas que dañen a sus clientes o mandantes, que desacrediten o atenten contra el prestigio de los Corredores de Propiedades o que no concuerden con la libre, sana y leal competencia.

2.- Los Corredores de Propiedades deben promover la cooperación recíproca, salvo que no fuere beneficiosa para sus mandantes. Los convenios que establezcan entre corredores deben ser estrictamente cumplidos, procurando hacerlos por escrito.

Debe respetar y estar disponible para facilitar la solución de inconvenientes momentáneos que pudieren presentarse en alguna gestión en que dos corredores tengan participación representando a distintos clientes o en un negocio compartido.

3.-Siempre debe ser garantía de transparencia, seriedad y rectitud al momento de ejecutar una negociación entre dos clientes.

4.- Mantener la fidelidad hacia sus clientes en el sentido de no divulgar cualquier información de carácter confidencial que su mandante le ha proporcionado.

5.- Entre los Corredores de Propiedades debe existir la fraternidad que enaltezca la profesión, respetándose recíprocamente, sin dejarse influir por la animadversidad de las partes.

Se deben abstener cuidadosamente de expresiones malévolas, injuriosas o de aludir a antecedentes personales, ideológicos, políticos o de otra naturaleza de sus colegas.

No debe menospreciar o criticar negativamente en público el trabajo, prácticas comerciales, o competencia de sus colegas, ni anticipar juicios respecto de las transacciones que ellos realicen.

6.- Estar informado y actualizado sobre las normativas legales, municipales, tributarias, crediticias o de cualquier tipo que tengan relación con el mercado de negocios inmobiliarios en que el actué como intermediario, con el objetivo de poder aconsejar y orientar adecuadamente a sus mandantes.

7.- Debe prestar un servicio eficiente, seguro, ágil, rápido y de calidad a sus mandantes y al público en general, conforme a los usos y prácticas habituales del mercado, considerando especialmente las expectativas razonables existentes para cada tipo de servicio.

8.- Se deben establecer en forma clara y por escrito los contratos que tengan por objetivo dar mandato de venta, arriendo, administración o  de búsqueda de un determinado inmueble;  en las cuales se establezcan las condiciones del mandato, se describa el inmueble objeto del contrato, se fije vigencia, y los honorarios o comisiones correspondientes a la labor encomendada.

Dichos contratos deben contener términos claros y precisos, especificando obligaciones, y derechos del mandante y mandatario.

9.- Evitar cualquier exageración, interpretación errónea u ocultamiento de información relativa a algún proyecto o inmueble objeto de negocio en que se este actuando como intermediario, el corredor no será nunca responsable de vicios ocultos. Además, debe siempre manifestar cualquier defecto, factor o circunstancia negativa que el conozca, y que por su experiencia y conocimiento profesional podría afectar al inmueble.

10.- Nunca se debe utilizar los fondos que reciben de sus mandantes, y que les sean entregados en carácter de administrador, ya sean provisiones para gastos, valores en custodia u otros ítems semejantes.

Si reciben dineros de sus mandantes, deberán rendir una cuenta detallada de su inversión en cualquier momento en que le sea solicitada.

Jamás se podrá hacer uso de dineros dejados en custodia o en carácter de administración para hacerse pago de los honorarios adeudados o garantizarlos, sin autorización expresa de los mandantes.

11.- Ser estricto en la entrega de la información y en la publicidad de los inmuebles, en los diversos medios que utilice. No se deben ofrecer bienes raíces de los cuales no tengan autorización de su dueño, de la misma manera jamás debe publicar un inmueble en un precio o valor inferior al acordado con el mandante. Además, se debe asegurar que toda la información comunicada (metrajes, fotos, características técnicas, etc) es correcta y validada previamente.

12.-Informar en forma clara y precisa acerca de los términos, limitaciones y condiciones de las ofertas, descuentos, premios y promociones que se ofrecen de manera conjunta a la publicidad de los proyectos inmobiliarios o inmuebles. Hay que aclarar que este tipo de estrategias no constituye per-sé una práctica anti-ética, siempre que los términos y condiciones sean precisos y explícitos.

13.- En caso de ofrecer sus servicios en proyectos o inmuebles en los cuales pudieran tener algún conflicto de interés, ya sea para sí mismos o para miembros inmediatos de su familia o sociedad en la que participe, debe manifestárselo al mandante y explicitar este aspecto. Logrando así que esta circunstancia sea conocida y aceptada por su mandante y los respectivos interesados.

14.- Cuando el corredor representa a ambas partes involucradas en la transacción inmobiliaria, deberá asumir el rol de mediador, procurando lograr el objetivo de llegar a un acuerdo satisfactorio para ambas partes.

15.- Cada corredor debe ser responsable del proceso y servicio que entrega hasta la firma del acta de entrega por parte de la o las partes que representa en la transacción inmobiliaria.

16.- Tener una oficina formal, con su respectiva patente profesional al día.

Recuerda siempre visitar TOCTOC.com para siempre tener un asesor al momento de buscar una propiedad. Además, sé parte de nuestras redes sociales en Facebook, Instagram, Twitter, Google+, YouTube y LinkedIn.