247

Calefacción destaca en departamentos de alto estándar

En las cuentas de energía, los sistemas de calefacción y su correcta administración juegan un rol significativo.  Hay una creciente variedad de sistemas de calefacción y cada uno de ellos requiere una administración ad-hoc para sacarle el máximo partido.  Las tendencias o las modas van cambiando con el tiempo y ello, entre otros factores, tiene que ver con el desarrollo de la tecnología y también depende de las fuentes de energía disponibles en una determinada localidad y/o en una determinada circunstancia, según señala Adelchi Colombo, Gerente Técnico de Inmobiliaria Manquehue.

Sin embargo, los sistemas denominados distritales destacan en los departamentos de alto estándar. Acá  la energía térmica se genera en forma industrial en una central distrital de alta eficiencia y se distribuye a cada vivienda mediante una red distrital de fluido térmico altamente aislada.  Cada vivienda extrae de la red distrital la energía que requiere para su calefacción y también para el agua caliente sanitaria, mediante intercambiadores de calor.  “Los residentes se benefician con un sistema de energía térmica eficiente y económica, con ahorros que pueden superar el 60% respecto de un sistema tradicional individual”, asegura el experto.

Esta tecnología incorpora medidores de energía térmica que permiten que cada residente pague la energía térmica que usa, a diferencia de los sistemas tradicionales que existen en edificios donde la calefacción se cobra por litros de agua caliente, independiente de la temperatura que la recibe y la devuelve el residente, describe Colombo.

246

Una de las ventajas del sistema distrital es que puede ser administrado con un criterio profesional especializado y con un enfoque industrial y fuera de la residencia del usuario. De esta forma el sistema se puede adaptar con mayor facilidad a los cambios tecnológicos de generación de energía térmica, sin que el usuario sufra las molestias y el trauma que puede significar un cambio de fuente de energía.  Por decirlo de otra manera, en la central de generación distrital se podría cambiar la fuente de energía y/o la técnica de generación, sin que el usuario lo note –salvo por el ahorro.

Incluso, una central distrital podría disponer en forma paralela de distintos sistemas de generación de energía térmica y cambiar de tipo de combustible, dependiendo de las circunstancias del mercado del momento, explica el especialista.

Otra de las ventajas de un sistema distrital es que se potencia la posibilidad de optar a una cogeneración térmica/eléctrica. En efecto, se podría configurar el sistema distrital de modo tal de disponer de un generador eléctrico y aprovechar la energía térmica que necesita disipar el generador, almacenándola en los estanques de inercia del sistema distrital.  Esta posibilidad se potencia por el hecho de poder contar con una administración especializada del sistema distrital.

“Dentro del marco de las tendencias de las fuentes de energía, últimamente hemos podido observar en Chile un fuerte desarrollo de las fuentes alternativas no tradicionales de generación de energía eléctrica (eólica y fotovoltaica), lo cual puede significar que, en el futuro, los sistemas de energía térmica, sobre la base de energía eléctrica, adquieran ventajas competitivas y se impongan como una nueva moda en algunas zonas del país”, concluye el ejecutivo.