27 febrero, 2019 |
299

¿Qué es DFL2 y cuáles son sus beneficios?

Siempre que se compra una propiedad, viene una pregunta que no todas las personas tienen claro que significa. ¿Es DFL2?

El DFL2 es un Decreto con Fuerza de Ley dictado en el año 1959, que es aplicado a viviendas que cuenten con una superficie de construcción menor o igual a 140 metros cuadrados, llamadas “viviendas económicas”. Si bien el concepto hoy no hace sentido al espíritu de la ley, ya que una propiedad que tenga más de 100 metros cuadrados construidos, se considera exclusiva, no lo era hace 60 años, donde tener una propiedad con más de 140 metros cuadrados construidos era más común de lo que se pensaba.

Para hacer una comparación, los departamentos construidos antes del año 1959 se encontraban en el centro de la capital y medían por lo general entre 150 y 200 metros cuadrados. Cuenta de aquello es esta propiedad que fue construida en 1948 y consta de 250 metros cuadrados en pleno centro de Santiago, una locura para esta época. Pero, a pesar de la definición de “vivienda económica” instaurada en 1959, esta tiene dos importantes beneficios tributarios:

La primera es la exención del 50% en el pago de contribuciones por un tiempo determinado, y creo que es una medida que agradecen mucho las personas que son dueñas de una propiedad:

  • Propiedades con menos de 70 m2 construidos tienen un beneficio por 20 años
  • Propiedades entre 71 y 100 m2 construidos tienen un beneficio por 15 años
  • Propiedades entre 101 y 140 m2 construidos tienen un beneficio por 10 años

En este ítem, siempre que compres una propiedad usada, TOCTOC.com recomienda averiguar cuánto le queda de este beneficio tributario, de modo tal que no te lleves una sorpresa cuando le preguntes al vendedor o corredor cuánto paga por contribuciones y después notes que las contribuciones a pagar son mayores a las que te dijo el vendedor.

El segundo beneficio es la no consideración de las rentas producidas por los inmuebles producto del arriendo para efectos de pago de impuesto a la renta. Es decir, que todo lo que produzca el inmueble por concepto de arriendo, no está afecto a pago de impuestos. Esta medida ayuda al arrendatario hormiga, o que tiene uno o dos departamentos y que utiliza como inversión, ya sea para su jubilación o para tener ingresos extras mes a mes.

Ahora bien, la pérdida de este beneficio se produce por dos factores. El primero es por la modificación de la vivienda y que su superficie construida supere los 140 m2 o que esta tenga un destino distinto al habitacional (Comercial, Industrial etc.) La segunda forma de perder este beneficio es por la inscripción de más de dos viviendas con el mismo propietario.

En TOCTOC.com recomendamos que siempre tomes en consideración esta condición que tienen las propiedades para poder tomar la mejor decisión, ya sea para vivir o arrendar tu propiedad.

Recuerda siempre visitar TOCTOC.com para siempre tener un asesor al momento de buscar una propiedad. Además, sé parte de nuestras redes sociales en Facebook, Instagram, Twitter, Google+, YouTube y LinkedIn.