¿Cuáles son los mejores bienes raíces para invertir?

Uno de los mejores tipos de propiedad para inversión inmobiliaria son los departamentos DLF-2 o propiedades de uso habitacional, con una superficie de construcción de hasta 140 mt2 destinadas a personas naturales, ya que éste tipo de inmuebles quedan exentos de los impuestos percibidos por su renta. 

Además de este beneficio, se suma que a este tipo de propiedades se les exime 50% del impuesto territorial, que es el pago de contribuciones de bienes raíces, por un tiempo determinado. Aunque estos beneficios sólo aplican para un máximo de dos inmuebles por persona natural. Estos dos factores, hacen de los departamentos DLF-2, uno de los mejores tipos de propiedades para inversión, porque permiten una gran capacidad de ahorro. 

Se sugiere que los departamentos para inversión, no sean pensados como una potencial vivienda definitiva, sino un paso para llegar a ella, es decir, no buscar una vivienda cómoda y grande, de alto costo, para vivir, sino bien un departamento pequeño tipo studio, de un dormitorio y un baño o dos dormitorios dos baños, de un valor de arriendo moderado, para que la propiedad sea fácil de arrendar.

En la medida que la propiedad se arriende y con este ingreso se vaya pagando el dividendo, ésta tenderá a subir su plusvalía con el tiempo y una vez que se haya pagado el crédito hipotecario completo, la inversión inicial por concepto del pie, será recuperada una vez vendida, gracias al aumento de su valor (por la plusvalía acumulada) además de las ganancias que habrás acumulado por el pago del dividendo realizado por el o los arrendatarios que haya tenido durante ese tiempo.

En este caso puedes elegir volver a invertir en otra propiedad, de las mismas características, abonando el pie, al tiempo que podrás contar con una cantidad suficiente de dinero para comprar la propiedad en la que sí quieres comprar como vivienda definitiva o bien, continuar diversificando su portafolio de inversiones.

Al momento de elegir la propiedad, es importante considerar, además, otros factores que eventualmente pueden ir aumentando su plusvalía o bien, aumentar el interés de los posibles arrendatarios, como por ejemplo:

Ubicación: Esta juega un papel muy importante en la elección del inmueble, lo ideal es ubicarse en un sector en crecimiento, donde probablemente tu inversión se revalorizará con el tiempo. 

Acceso a servicios: Centros de ubicación superior, comercio, parques, centros de salud.  

Indicadores: Conectividad, transporte, cercanía a metros, cantidad de :áreas verdes, seguridad, acceso a salud.

Ahora que ya sabes cuáles son los diferentes tipos de propiedades para invertir, te contamos las modalidades de compra: en verde, blanco o entrega inmediata.

¿Buscas iniciarte en el camino del inversionista? ¡Busca en TOCTOC!

Esto podría interesarte