Conoce las opciones de Crédito Hipotecario

¿Sabía que al momento de pedir un Crédito Hipotecario puedes optar a diferentes tasas? ¿Fija, mixta o variable? En esta nota te contamos todo lo que necesitas saber al respecto, sus principales ventajas y desventajas, para que estés preparado al momento de tomar una decisión y que ésta sea lo más asertiva de acuerdo a tu situación y beneficio.

  1. CRÉDITO A TASA FIJA: Con esta tasa de interés, el dividendo sin seguros, será igual durante todo el plazo del Crédito. Sus ventajas son que tiene un menor riesgo ante fluctuaciones de la economía. Sus desventajas son que la tasa suele ser más alta que otros tipos de tasas de interés ya que es un producto menos riesgoso. Además, ante un mercado de tasas de interés más atractivas, si ya contamos con un crédito de tasa fija, estamos obligados a re financiarlo para aprovechar esta disminución de tasas de interés.
  1. CREDITO A TASA MIXTA: En este caso, los primeros cinco años del crédito, la tasa de interés será fija y a partir del 6to año, variará anualmente. Su ventaja es que los primeros cinco años, se accede a una tasa de interés más baja que en el crédito a tasa fija, Esto se traduce en un menor dividendo en dicho período. Su desventaja es que a partir del 6to año, la tasa cambiará año a año según la Tasa Activa Bancaria, por lo cual el dividendo podría fluctuar, haciéndolo un producto más riesgoso. Sin embargo, ante escenarios de tasas atractivas, desde el año 6 este producto recoge también la baja de tasas del mercado, al cambiarla anualmente.
  1. CRÉDITO A TASA VARIABLE: Finalmente, la tasa variable cambia anualmente desde el primer año del Crédito. Ventajas, el primer año se accede a una tasa de interés más baja que en otros productos y por ende, más atractiva. Desventajas: Es el producto más riesgoso dado que su variación es anual. Sin embargo, al ogual que en el crédito a tasa mixta, esta variación permite recoger disminuciones en la tasa de interés. 

En definitiva, el tipo de Crédito Hipotecario a contratar dependerá de varios factores:

  1. La preferencia por evitar o tomar riesgos, asumiendo una mayor tasa de interés o beneficiándose de tasas más atractivas por un período de tiempo, respectivamente.
  2. Las expectativas de ingresos en el futuro.
  3. La disposición a refinanciar el crédito o vender la propiedad en un período menor al plazo total del crédito.
  4. Costos asociados al prepago del crédito dado que hay productos que cuentan con comisión y mínimo de prepago.

En todos los casos, siempre se recomienda evaluar el comportamiento de las tasas de interés durante los últimos 5 años. Si quieres continuar aprendiendo los principales pasos y conceptos sobre Créditos Hipotecarios, te invitamos a leer la siguiente nota y conocer las etapas de un Crédito Hipotecario.

Recuerda que para tomar una decisión informada, en TOCTOC siempre encontrarás la mejor información.